top of page

Elige tu unidad de medida ideal.




Observar tu negocio desde este sencillo punto de vista te va a dar beneficios sin duda. Porque cualquiera que sea tu negocio, tendrá un proceso que se tiene que medir y administrar. Y en el cual, se buscan siempre los mejores resultados.


Todas las recetas de cocina son iguales. Todas tienen ingredientes, proporciones y procesos.


Todos los ingredientes tienen sus características.

Todas la proporciones tiene su unidades de medida.

Todos los procesos tienen sus variables.


Considerando que la unidad de intercambio por excelencia es el dinero, eso puede ser una buena unidad de medida. Porque es una medida que nos interesa. Pero no nos dice todo lo que debemos saber sobre el buen funcionamiento de un negocio.


Para efectos de los negocios conocer todas esas variables nos hace muy fuertes y eficientes. Usarlas bien puede ser crucial en el cumplimiento de tus objetivos.


Encontraremos factores limitantes que nos ayuden a determinar el tamaño más preciso de un lote

O la velocidad por hora de una producción de una máquina y en base a eso podemos programar nuestro negocio en la proporción más rentable para no generar inventarios obsoletos ni escasez de producción.

También en el diseño y monitoreo de procesos tanto creativos como ejecutables.

O el promedio de calificaciones de un resultado de exámenes.


Lograr entender el comportamiento de una variable así, te permite tener un control implícito en cada medidor ú operación que hagas.


Conocerás las fluctuaciones de tu empresa y podrás determinar las mejores alternativas para llevarla al siguiente nivel.





Comentários


Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page